Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2008

Manual infalible para perderse por Lisboa

Imagen
Suena a fado y sabe a bacalao y a sardinas. Sus blanquecinos suelos tipo mosaico, tan característicos del país, hacen indiscutibles las pisadas. Sus colinas, y en consecuencia, sus miradores: impresionantes vistas como las que te regala el inconfundible castillo de San Jorge. Sus azulejos. Sus tendederos de rutinas diarias ubicados en cada pequeña plazuela. Sus portuguesas con pañuelo en la cabeza. Sus tazas blancas de café.
Lisboa es melancólica como su música. Y alegre como sus habitantes. Y despierta como sus turistas. Lisboa es una ciudad perfecta, y económica, para un viajero solitario y soñador, y es igual de maravillosa para acoger las risas y el calor de los grupos de amigos.

El fado acompaña durante toda la visita, el fado regalado con una majestuosa generosidad, con la sinceridad que tan sólo contiene el presente. Escondida en una pequeña taberna a los pies de unas escaleras, una portuguesa cantante de fados relata a los viajeros que ella es una mujer de mundo: “Nunca me se…