Oskar Alegría viajando en fotos

Buenos Aires contado con palabras enfocadas en primer plano. Con suma de sensaciones.

Empieza con una cita de Claude Lévi-Straus: “Tenemos el derecho de comparar una ciudad con una sinfonía o un poema: son objetos de la misma naturaleza”. Después, se deja seducir por los retazos. 
Sus ciudades visbles pueden jugar con las invisibles de Italo Calvino.

"Buenos Aires es un libro. (...) Caminar por sus calles es leer, doblar una esquina supone pasar página, tomar un taxi significa saltarse un capítulo, volver a un café es subrayarlo." Así describe Oskar Alegría la capital de Argentina y regala en su página web un orden inventado de palabras que se convierten en una historia. 
"Silencio es un papel en blanco", empieza. Leelá, miralá... Tú continúas.
También regala otras ciudades. Por ejemplo, Roma. Evidencias, las justas. Originalidad y alegría, en su nombre. 

"Si antes teníamos a Marco Polo imaginando ciudades escritas para el Gran Khan,
ahora tenemos a Óskar Alegría soñando ciudades visibles
para nosotros, que somos viajeros sin escalas,
observadores implacables de todos los trazados contemporáneos".

Comentarios