Por los canales de Brujas y Gante

Cuenta la leyenda que si Brujas, en Bélgica, está llena de cisnes blancos es debido a que, en 1488, los habitantes de la ciudad se sublevaron y asesinaron a Pieter Lanchals, un consejero del monarca Maximiliano de Austria. Como castigo, y puesto que en el escudo de armas de su consejero estaba representado un cisne, el rey condenó a sus súbditos a mantener eternamente cisnes en los canales de la ciudad.


Hoy día, el cisne es uno de los símbolos Brujas, y además de poblar loscanales, son el elemento más representado en las banderas, los escudos, y hasta las figuras de chocolate que decoran los escaparates de la ciudad.Porque si Brujas son cisnes; el chocolate no sólo es representativo de Brujas, sino el emblema, y la exquisitez, de toda Bélgica. El único placer, el del chocolate, con el que las eternas disputas belgas parecen calmarse. Los enfrentamientos originariamente lingüísticos (un 60% del país, especialmente en la región de Flandes, habla neerlandés; cerca de un 40%, especialmente al sur, en la región de Valonia y en la capital, Bruselas, habla francés; y aproximadamente un 1%, al este del país, habla alemán) se disipan ante una buena onza de chocolate negro.


Lo que, sin embargo, no hay en Brujas, son personajes en escoba que le pudiesen haber dado el nombre al recogido y mágico rincón. De donde parece provenir la designación de Brujas es de una mala traducción de “Brugge”, término que designa a los puentes que –en consecuencia a susnumerosos canales–, inundan la ciudad.

Pero no sólo hay cisnes. Hermosos caballos pasean sus carruajes por la enorme y bella “Grote Markt” o Plaza Mayor, donde se encuentra el “Atalaya”, monumento en representación de la libertad y de la autonomía de Brujas. Iglesias, mausoleos, basílicas, palacios… son algunos de los rincones que pueden descubrirse en un lugar pequeño pero idílico como éste, que, declarado Patrimonio de la Humanidad desde el 2.000, fue la principal ciudad comercial del Condado de Flandes hace 800 años.
Aunque si Brujas tiene la fama, la ciudad de Gante, a unos 50 kilómetros de allí, no tiene nada que envidiarle… Una Venecia, dicen algunos… si hubiera algo comparable a Venecia.

Sigue leyendo en Tu Aventura

Comentarios