El Arrebato regresa a su lado más andaluz



No es lo que el viento se llevó, sino «Lo que el viento me dejó», asegura, homenajeando a la película, Javier Labandón, más conocido como «El Arrebato».


Se trata del nombre de su sexto álbum, al que cataloga como «una reflexión, las cosas que tengo, que me ha dejado la vida, mi lugar en el mundo». Un disco que nace del viento, del mar, de las montañas que le rodean en el pueblo donde vive, en su Sevilla natal: «Es mi entorno natural».



«Mi estilo -dice huyendo de etiquetas- es el de El Arrebato; ni rock andaluz, ni pop... P ara mí solo hay dos tipos de música: la que te gusta y la que no, al margen de sin son rumbas o música clásica», y añade: «Lo que sí tengo claro es que es música andaluza, y que es el punto de vista de un andaluz, mi filosofía de vida».
Un modo de cantar sureño que se traduce en temas como «Dice la gente». Compone dejándose llevar, «no sé cómo pensar una canción, eso sale, fluye -reflexiona-, y así son las canciones más sinceras, más de verdad, conectan mejor». Y compara: «Una canción artificial es como un beso artificial, o sale del alma o ni es canción ni es nada».



Sigue leyendo en ABC

Comentarios