«Por desgracia, la música clásica se considera para entendidos, pero yo creo que está hecha para todo el mundo»


Melodías de la India, de los países árabes, del Este de Europa y de España, desde el flamenco hasta la música clásica, recorrerán esta noche el Auditorio del Revellín en el concierto ‘Colores’, del  violinista del Líbano Ara Malikian



“No tengo el ‘look’ tradicional, pero yo considero que cada uno tiene que ser como es, y yo soy como soy. Creo que no porque toque el violín tengo que ponerme un disfraz de violinista”. Con estas palabras, en su entrevista con El Pueblo, el violinista Ara Malikiam explica que aunque a veces ha recibido críticas por su imagen, él considera que a nadie puede molestarle ser “auténtico”. Quizás por ello le ha sido, según sostiene, muy fácil dedicarse a la música, pasión que heredó de su padre. “Lo económico es secundario, cuando amas algo siempre te va a resulta fácil vivir de ello”, asevera. Esta noche, a las 21 horas, actúa en el Auditorio del Revellín, en el espectáculo ‘Colores’, que muestra el viaje de los zíngaros desde la India a España.

Pregunta.- ¿Cómo es el espectáculo que ofrece hoy en el Revellín?
Respuesta.- El espectáculo es un viaje musical, siguiendo el que realizaron los zíngaros por varios siglos desde la India a medio mundo hasta llegar a España. Donde iban creaban nuevas músicas y era el mestizaje de muchas culturas, países y músicos. Tenemos estos ejemplos y tocaremos músicas de la India, de los países árabes, del Este de Europa y de España, donde el mestizaje se encuentra en el flamenco.

P.- ¿Cómo nace la idea de ‘Colores’?
R.- Yo me he identificado con este viaje porque he tenido la suerte de viajar mucho y de encontrarme con muchos músicos y culturas, y de ahí surgió, de imitar y de mi viaje personal.

P.- ¿Cree que un público como el de Ceuta, también multicultural, puede entender mejor esta música?
R.- Yo creo que en ningún lugar mejor que en Ceuta pueden entender este concierto de mestizajes de muchas culturas, continentes y países. Tenemos mucha emoción de tocar en Ceuta y en Melilla, por primera vez además.

P.- ¿Qué es lo que siente cuando toca el violín?
R.- Siento la felicidad más grande. Para mí, estar en el escenario es el momento más feliz de mi vida y entrego todo. Quiero siempre compartir mi felicidad con elpúblico y que las dos partes disfrutemos.

P.- ¿Y suele conseguirlo?
R.- Yo creo que si uno es honesto siempre transmite. La música me da vitalidad, y aunque yo en mi vida normal soy una persona muy tranquila, el escenario me llena de energía y quiero darlo todo. Quizás por eso ahorro mis energías en la vida real y luego lo doy todo en el escenario.

P.- ¿Por qué decidió dedicarse a la música y, en concreto, al violín?
R.- Mi padre era violinista y desde muy temprana edad me transmitió elamor a la música y al violín. No tenía que pensarlo, siempre me ha gustado.

P.- ¿Es, como a veces dicen, el instrumento más difícil de tocar?
R.- Yo creo que todos los instrumento son difíciles de tocar. Cualquier instrumento es difícil si quieres tocarlo bien. El violín tarda mucho en sonar y si no lo cuidas puedes perder muy fácilmente el sonido. Pero creo que eso también pasa en otros instrumentos, como en la guitarra.

P.- ¿A qué perfil de publico se dirige su música?
R.- Mis conciertos son para todos los públicos. Por desgracia, la música clásica está considerada para genios, sólo para entendidos, pero yo intento transmitir lo contrario, que la música clásica está hecha para todo el mundo, que se puede disfrutar de ella con todas las edades y gustos.

P.- No tiene la imagen ‘tradicional’ de un violinista. ¿Eso le ha reportado críticas?
R.- No, no tengo el ‘look’ tradicional, pero yo considero que cada uno tiene que ser como es, y yo soy como soy. Creo que no porque toque el violín tengo que ponerme un disfraz de violinista. Por eso intento ser yo mismo y tocar la música que me gusta. A veces he recibido críticas, pero yo creo que cuando uno es natural y auténtico, no molesta. Si yo hubiese hecho algo superficial, algo que no soy, con mi imagen, eso sí podría molestar. Pero yo soy igualen el escenario que en mi vida real.

P.- ¿Qué importancia cree que la sociedad le da en estos momentos a la música?
R.- La música la necesitamos todos, dependemos de ella aunque cada uno con sus propios gustos. Yo creo que la música es imprescindible, no conozco a nadie que diga que no le llega la música.

P.- ¿Cuáles son sus gustos e influencias?
R.- A mí me gusta toda la música, me gusta descubrir nuevos artistas y aprender de cosas que al principio no me gustaban. Hay que ser respetuoso e intentar entender.

P.- Ofrece la posibilidad de escuchar y de comprar su música en internet. ¿Qué le aporta y le permiten las nuevas tecnologías?
R.- Yo creo que los artistas, hoy en día, estamos obligados a crecer con la tecnología. Hay que ser consciente y avanzar con ello. Internet y las descargas legales son importantes y hay que aceptarlo. El negocio de las discográficas no es el mismo que hace diez años. Yo creo que son lógicos estos avances, pero creo que lo bueno es que los conciertos en directo no han bajado por ello. Eso es lo más importante.

P.- ¿Le resulta difícil ganarse la vida con la música?
R.- La verdad es que no, al contrario, ha sido muy fácil vivir de la música. Lo económico es secundario, cuando amas algo siempre te va a resulta fácil vivir de ello.

P.- También ha trabajado componiendo bandas sonoras.
R.- Sí, he tenido la suerte de trabajar con grandes directores, y es muy interesante la emoción de meter el violín en las películas.

P.- También presenta un programa en televisión.
R.- Sí, y es una experiencia, algo nuevo que empecé hace cuatro años y que me aporta la posibilidad de enseñar la música clásica a los niños.

Entrevista publicada en El Pueblo de Ceuta

Comentarios