Berta Hernández: “En la sociedad estamos faltos de referentes reales de parejas lésbicas”

Berta Hernández y Adriana Torrebejano interpretan en Tierra de lobos a las enamoradas Cristina e Isabel

Hace casi dos años que Berta Hernández (Huelva) y Adriana Torrebejano (Barcelona) se pusieron en la piel de Cristina e Isabel en ‘Tierra de lobos’, de Telecinco. La serie las ha convertido en la pareja lésbica más adorada de la televisión, pero esta semana sus seguidoras están enfadadas porque los guionistas han matado a Cristina. MiraLES las ha entrevistado después de que el mes pasado recibieran un premio por sus personajes en el Andalesgai (Festival Internacional de cine LGTB de Andalucía). Felices de recibir este galardón explican que su ‘Crisabel’ les ha dado muchas alegrías, además de ayudar a muchas chicas a “ponerle nombre a lo que sienten”.


No podemos empezar de otro modo. Ese final de Tierra de lobos, esa muerte… ¿No podía haber un final más feliz?

Berta – Bueno… Pues sí, ya habéis visto el final… La verdad es que podría haber mil formas de terminar con la historia… O directamente no terminar, que habría sido lo mejor… Pero supongo que la cadena pensó que era demasiado arriesgado apostar por un amor homosexual dentro de una sociedad que da un pasito ‘pa’lante’ y tres ‘pa’tras’. Hacemos las cosas a medias. No creo que estemos preparados para ir a por todas sin prejuicios y sin pensar en los ‘efectos secundarios’. Si hay un amor que se mereciera triunfar y vivir feliz era el de Isabel y Cristina. Y es tan obvio que me resulta ridículo tener que convencer a nadie. Es una pena no haber podido regalarles un final más feliz….

¿Qué supone para ustedes recibir un premio por contribuir a fomentar la visibilidad LGTB?

Berta – Para nosotras, recibir este premio es un regalo porque es una trama que hemos hecho con mucho cariño y amor, y con la que hemos disfrutado muchísimo. Si por eso, encima, te premian, es un regalo. Yo pienso que en la sociedad estamos faltos de referentes reales de parejas lésbicas y que por ello es muy fácil que una pareja en la ficción enganche a la gente que tiene la necesidad de entender eso con naturalidad. Pero también significa que si siguen premiando estas cosas es porque aún queda mucho por hacer.

¿Piensan que promover la visibilidad LGTB sigue siendo necesario?

Berta – Creo que se ha avanzado muchísimo, pero que aún estamos en un camino en el que obviamente queda mucho por hacer.

Adriana – Sigue haciendo falta porque sigue sin ser visto normal que dos chicas o dos chicos se quieran. Es necesario que se vea y que se vea como algo natural.

Berta – Sobre todo es necesario conseguir la igualdad. Yo creo que si se siguen premiando este tipo de parejas es porque no hay una igualdad. No se premia a una pareja heterosexual porque tengan un amor maravilloso, sino que se premia a una pareja de lesbianas. Lo que hay que conseguir no es que no se premie, sino que no resalte tanto, que sean de igual a igual para que no haya esta distinción. En este caso la discriminación positiva es buena y necesaria porque estamos educando.

¿Cómo perciben que han evolucionado los personajes de lesbianas en la televisión?

Berta – Yo creo que todavía se quedan a medias tintas, que no se arriesgan a los finales y las familias felices donde dos mujeres se casen, tengan hijos y sea todo maravilloso, que no termine como un drama.

¿Qué os han aportado los personajes de Cristina e Isabel?

Adriana – Pues realmente, en esta profesión, todo. Yo nunca había ganado un premio y con Cris e Isabel lo hemos ganado, nunca había estado en una serie que durara, con un personaje con evolución… Creo que ha tenido todo lo que se puede pedir a un personaje en una serie.

Berta – Además de la evolución, también el reconocimiento. Ya no sólo por tu trabajo, sino el de que te reconozcan por la calle.

Y por la calle, ¿hay quienes os llegan a asociar con Cristina e Isabel?

Berta – Yo creo que es inevitable. Todo el mundo que sale en televisión haciendo una serie, un personaje con el que la gente se acostumbra a que te metas en su casa siendo Cristina o Isabel, luego saben que somos actrices pero…

Adriana – Bueno, hay alguna chica que se piensa que somos nosotras de verdad.

Berta – Sí, que se piensan que tenemos una relación en la vida real…

Es que han levantado muchas pasiones con estos personajes…

Berta – Sí, desde el principio. Y nos felicitan, nos agradecen, nos escriben mucho por Twitter. Y sobre todo, lo que más nos llama la atención a las dos, y que también es por lo que nos sentimos más orgullosas, es porque muchas chicas se nos acercan y nos dicen que gracias a nuestra trama o a nosotras han sido capaces de ponerle nombre a lo que sentían, contárselo a su familia o sentar a sus padres y decirles: “A través de estas chicas puedes entender que es eso lo que yo estoy viviendo…”

¿Cómo prepararon sus personajes, la trama?

Berta – Hablando mucho desde el principio, analizando las secuencias. Las dos coincidimos mucho en por dónde queríamos llevar esta historia, qué queríamos transmitir.

¿Cómo recuerdan el casting de Tierra de lobos?

Berta – Fue divertido porque ya habíamos trabajado más veces con Carmen Utrilla, que era la directora de casting, y ya había cierta complicidad a la hora de estar en una prueba. Yo tenía dos pruebas a la vez para dos proyectos diferentes, uno de ellos era en la India y era el que a mí me apasionaba. Este de Tierra de lobos no sabía qué era, sólo que era una puta y que me habían dado un texto de una secuencia. Yo fui allí pero puse toda mi energía en el de la India. Cuando me llamaron me dijeron: “Tengo una buena noticia y una mala, en el de la India no te han cogido pero en el de Tierra de lobos sí…” Y al final me alegro mucho, lo de la India no salió y mira ahora dónde estamos.

Adriana – Yo hice la prueba para las tres hermanas, Isabel fue la última. Y al final me dieron Isabel. Todas eran escenas de la serie. En ese momento estaba en Hospital Central y, esto nunca lo he contado en una entrevista, a mí Carmen, la directora de casting, me cogió pero no me lo dijo. Yo daba por hecho que no me habían cogido y un día comiendo, en una parada del rodaje de Hospital Central, se me acerca una de las directoras de Telecinco y me dice que estaban montando el plató a 20 metros de Hospital Central y que está quedando genial. Y le digo: “El plató, ¿de qué?”, “De la serie en la que tú también estás”, me contesta. “Yo no, a mí no me han cogido”. “Que sí, que sí, que eres una de las hermanas…”. Y a la semana me mataron en Hospital Central para irme a la serie. Yo les decía: “No me matéis que tampoco sabemos si Tierra de lobos va a funcionar, mandarme a estudiar algo…”

En Italia llegaron a censurar parte de la serie…

Adriana – Sí, todas las escenas de Cris e Isabel.

Berta – Me parece… Se emite la violencia, el sexo sin pudor entre un chico y una chica, pero no estamos preparados para unas secuencias que son súper dulces entre dos mujeres que se besan, se acarician y en las que hay amor. Tapar los ojos a algo tan evidente… Se convierten ellos en algo tan sucio censurando esta trama que no merece ni un minuto más.

Adriana – Lo bueno es que se nos ha subtitulado en muchísimos países y tanto en ese país como en otros sitios nos han visto, las chicas italianas que nos han querido ver nos han visto a través de internet y no están escandalizadas. A todas les ha encantado.

Berta – Es que qué escándalo, por favor. Que vergüenza.

Adriana, va a participar en la película De chica en chica, ¿cómo será su personaje?

Adriana – Es un personaje muy pequeño. Es gótica y muy radical y lo que le pasa es que toma una droga y a raíz de eso flipa. Es un personaje que está ahí y va diciendo alguna frase.

Es una película que se pretende financiar con crowdfunding, ¿qué opinan de este método de financiación de proyectos?

Berta – A mí me parece una cosa positiva que ha traído la crisis. A falta de recursos es reinventarse. Es algo que aportas si crees en el proyecto.

Adriana – Yo estoy a favor de todos los proyectos de crowdfunding que se hagan que merezcan la pena, que sean buenos. Porque me parece que últimamente hay cosas muy buenas pero también las hay muy malas. Hay que tener cuidado porque el cine no se hace gratis. Lo hacemos porque confiamos en un proyecto pero la moda esta de que los actores ahora no cobramos… Yo también tengo que comer. Si se hace algo interesante debe ser hacer cosas buenas y que la gente se involucre, pero hacer por hacer no.

Berta – Yo estoy de acuerdo también en lo que ha dicho ella.

¿En qué otros proyectos están ahora inmersas?

Berta – Yo he terminado un corto que he hecho con Asunción Balaguer de compañera de reparto y tengo mucha ilusión. Se llama Lala y Lola. Y he rodado el capítulo de una serie que se llamará Bienvenidos al Lolita.

Adriana – Yo estoy haciendo teatro, vamos a empezar con la obra La vida resuelta, hemos hecho una pequeña gira y estamos esperando encontrar un teatro para empezar en Madrid en 2014. Y estamos finalizando la gira de Perversiones sexuales en Chicago.

Comentarios