Entradas

Bucea por los museos submarinos

Imagen
¿Arte bajo el mar? Lanzarote ha abierto un museo a doce metros de profundidad. En Cancún, con 500 esculturas, se encuentra el más grande del mundo. ¡Ponte el neopreno!
Adultos y niños inmóviles en un barco. Hechos de un cemento –ph neutro– inocuo para el medio ambiente. Al llegar al mar, descienden a las profundidades. Los turistas se sumergirán a contemplarlos. Son los museos subacuáticos. En Lanzarote (Canarias, España) se inauguró el pasado marzo el Museo Atlántico. 2.500 metros cuadrados en pleno océano homónimo, en el litoral suroeste de la isla, cerca de la Bahía de las Coloradas.
Sesenta esculturas que cambian la percepción del visitante que las observa bajo el mar. Realidad alterada por el efecto de la luz refractada, la falta de gravedad y las ondas de sonido. Sumergirse en un inmenso caleidoscopio, impactado por el volumen de las esculturas: pesan entre 200 kilos y ocho toneladas. Estatuas que quieren ser reflejo de la gente del lugar. Camufladas, tan intrigantes como la de…

Serra de Tramuntana, inspiración desde las alturas

Imagen
Los fotógrafos y los cineastas sueñan con captarlo. Se conoce como el ‘rayo verde’ y es un fenómeno atmosférico que se produce justo al atardecer, si miras al horizonte, donde se funden el mar y el cielo. El escritor Julio Cortázar, siguiendo las pautas de Julio Verne, investigó el fenómeno hasta que consiguió verlo y hacer sobre él un cuento. Fue en la Serra de Tramuntana donde se produjo la magia.
En esta serranía que vertebra el noroeste de Mallorca (España) no es necesario llamar a las musas, aparecen solas a través de sus casi 100 kilómetros de caminos y picos, y sus veinte municipios, que han resultado inspiradores a numerosos artistas. Como Frédéric Chopin, que se instaló en Valldemossa, uno de los pueblos por los que pasa la sierra, y donde hoy puede visitarse un museo dedicado a su figura y su música. “Es el lugar más hermoso del mundo”, dijo el músico.
Para inspirarse en Tramuntana hace falta perderse y alcanzar alturas que llegan casi hasta los 1.500 metros; pasear de mira…

Cuando el Periodismo es una vocación

Retazos de un pasado apasionado, que una encuentra en viejos diarios (de hace una década) "Me llamó Jorge. Había escuchado que estaba habiendo un incendio. Se lo dije a mi jefe, y aunque desconfiado, me dijo que me acercara. Recogí a Jorge y nos fuimos a donde creíamos que era. Al llegar, comenzamos a ver a algunos bomberos. Gente gritando, desconcierto... Entramos a preguntar. 
Estaban reagrupando a las familias desalojadas por el fuego. Justo a nuestro paso cerraron el acceso. 
Me llamó mi jefe: “Es cierto lo del incendio pero no dejan entrar a nadie”. Le contesté que yo ya estaba dentro. Después apareció el alcalde y, a regañadientes, me hizo algunas declaraciones. 
Eran mis primeras semanas de prácticas y estaba publicando en portada. Cuando me desperté, aún con la euforia en el cuerpo, tenía –creo que del propio desborde emocional–, 38 grados de fiebre. Mi madre me dijo que me quedara en casa, pero cómo iba a quedarme en la cama con la noticia del verano en la calle. 
Jorge…

Es el año de comerse Huelva

Imagen
Chocos, jamón, gambas, fresas, vino… Huelva ha sido nombrada ‘Capital Gastronómica Española 2017’, así que siéntate a la mesa: el banquete acaba de empezar.
El Rocío, Matalascañas o Doñana sitúan a Huelva, la capital más soleada de España, en el mapa. También la gamba y el jamón son referentes de esta provincia andaluza que a menudo pasa desapercibida entre los turistas adictos a la Costa del Sol. Pero la Costa de la Luz tiene mucho que ofrecer, y uno de sus mejores ganchos es la comida: Huelva es ‘Capital Gastronómica Española 2017’. Los onubenses llevan hasta en el nombre su pasión por comer: ninguno responderá a este gentilicio; los nacidos en Huelva son ‘choqueros’, término heredado del choco –sepia fuera de Andalucía–, el molusco estrella de la provincia.
Huelva es jamón y jamón es Sierra, con denominación de origen en Jabugo, donde la pata se vuelve negra. Desde esta comarca se exporta el jamón más caro del mundo (4.100 euros la unidad) pero para degustarlo a precios más asequib…

El Tánger que dejó el Protectorado

Imagen
Apenas queda un esbozo: la huella que dejaron los cafés parisinos, el Teatro Cervantes o el cine Alcázar. Viajamos por el Tánger que fue, el esplendor de un Protectorado del que solo quedan sombras.
Del hotel Cecil, en el que La Barraca, la compañía de teatro de García Lorca y Margarita Xirgú, vivió días de gloria en Tánger, hoy solo queda polvo. Polvo literal, una humareda que se levanta tras la tapia que debe saltar quien pretenda seguir la huella del dramaturgo español. Ruinas de un edificio del que apenas quedan cimientos, fachada y basura.
La misma sensación queda al acceder al TeatroCervantes, donde la compañía actuaba. A cambio de unos dírhams, unos chiquillos te enseñan, a hurtadillas con la luz de una bombilla, el interior del teatro. Polvo también. Azulejos rotos con escenas del Quijote, sillones de terciopelo rojo rasgados y tablas apiladas. No es el único, el cine Alcázar también se derrumba.

Es viajar a un Tánger que ya no existe. Un Tánger decadente que solo se alcanza d…

Menorca y el regreso a los ritmos lentos

Imagen
Al hacer el amor, al contar cuentos a nuestros hijos… Nos entra el virus de la prisa”. Así lo explicaba Carl Honoré en su libro Elogio de la lentitud. El autor propone, frente a la ansiedad, una apuesta por la cultura del ‘slow life’, por pararse a degustar el instante. Una necesidad que nos lleva a imaginarnos perdidos, sin móviles ni emails ni prisas, en mitad de paraísos que se antojan oníricos. Pero existen. Fuera de temporada, las Islas Baleares son un oasis de tranquilidad donde una escapada ‘detox’ hace desconectar infinitamente más (y mejor) que diez días de vacaciones en un destino masivo.
Es el auge de la calma. Recorrer los faros de la isla, baños de barro, paseos por la playa y un tour por la Ciutadella. Es llegar a Menorca, reserva de la Biosfera, para detenernos. Vivir el deporte, respirar, contactar con la naturaleza, descubrir sus caminos rurales… Y rejuvenecer.
Las alternativas son muchas. Algunas intimistas, como la que propone Elka Mocker, coach de salud y estilo d…

India, desarmando mitos

Imagen
Desde el esplendor a los harapos, de los palacios al hambre, de las lámparas de Aladino y la selva a las cien lenguas. Con contradicciones describía el escritor Mark Twain la India, destino que se sueña antes de abarcarlo. Forma parte de nosotros desde que nos imaginamos recorriendo no sus grandes monumentos, sino sus pequeñas callejuelas, agarrándonos a la literatura que sus escenarios nos evoca, anclándolos a nuestras entrañas. El autor de “Las aventuras de Tom Sawyer” recorrió India a finales del XIX y la describió como “la madre de la historia, la abuela de la leyenda y la bisabuela de la tradición”.
Pero India no es el país idealizado por tantos. Es aprender a encontrar nuestros prejuicios para seguidamente desarmarlos. Como ocurre cuando se llega a Delhi, Agra o Jaipur, las tres ciudades más visitadas del noroeste del país. Distantes entre sí unos 250 kilómetros, conforman el conocido como ‘Triángulo dorado’: una ciudad rebosante de vida, Delhi; la belleza de los monumentos del…