Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Oskar Alegría viajando en fotos

Imagen
Buenos Aires contado con palabras enfocadas en primer plano. Con suma de sensaciones.

Empieza con una cita de Claude Lévi-Straus: “Tenemos el derecho de comparar una ciudad con una sinfonía o un poema: son objetos de la misma naturaleza”. Después, se deja seducir por los retazos.  Sus ciudades visbles pueden jugar con las invisibles de Italo Calvino.
"Buenos Aires es un libro. (...) Caminar por sus calles es leer, doblar una esquina supone pasar página, tomar un taxi significa saltarse un capítulo, volver a un café es subrayarlo." Así describe Oskar Alegría la capital de Argentina y regala en su página web un orden inventado de palabras que se convierten en una historia.  "Silencio es un papel en blanco", empieza. Leelá, miralá... Tú continúas. También regala otras ciudades. Por ejemplo, Roma. Evidencias, las justas. Originalidad y alegría, en su nombre. 
"Si antes teníamos a Marco Polo imaginando ciudades escritas para el Gran Khan,
ahora tenemos a Óskar Alegr…

Soy periodista

Imagen
"Soy periodista, quiero saber de dónde sacas la droga", Verónica Guerin.
..........
"Los periodistas muertos no cuentan historias", Ramón Lobo.

El poder de una palabra

La primera mentira es que las palabras se las lleve el viento. Falacia absoluta. Las palabras se graban a fuego en nuestro cerebro y aún cuando ya las creemos olvidadas, reaparecen al primer estímulo. No todas, claro. Ni siempre en los casos deseados. A veces queremos memorizar algo y no hay manera. Sin embargo, cuántas veces nos gustaría olvidarnos de esas frases (suma de palabras) pronunciadas por un amigo, un padre, un profesor, un amante, un líder… y no hay modo…, dichosas palabras que se nos meten en la cabeza y se nos repiten una y otra vez… como una tortura. Esta semana he vivido un ejemplo claro. En el máster han publicado notas y comentarios evaluativos. Nos ha cambiado la cara. La lista, creo yo, era lo de menos. Los números, incluso previsibles, no tienen el poder de las palabras. Son sólo cifras. Lo que nos ha tambaleado son las letras. Cuatro líneas. No ha hecho falta más. Pero directas a dónde más duele. Hace unos meses nos dio clase un profesor que nos tenía a todos ens…

Félix Madero: "En la radio hay que perder el miedo, nunca el respeto"

Imagen
Busca oyentes "inteligentes, audaces y educados". A veces los encuentra, otras no. Critica el exceso de tertulias en la radio, aunque dirige una. Le da a la derecha y a la izquierda, pero no olvida en qué casa trabaja. Pasó por la Ser, RNE, la Cope, Onda Cero, Canal Plus, Servimedia, y ahora dirige y presenta la primera parte de Protagonistas, de 6:00 a 9:30 horas de la mañana, en Punto Radio. Félix Madero se define como "poco predecible y con muchas dudas", pero da la impresión, sobre todo, de un hombre coherente. Tenía pasión infantil por la radio y hacia ese camino encaminó su carrera, enamorado siempre del vértigo de las ondas. Eso sí, asegura que ha intentado mantener en la línea del tiempo algunos puntos básicos claros y constantes: "Hay que hacer autocrítica todos los días", "el guión es sólo una referencia", "no concibo periodistas sin lecturas".
Esta mañana, los alumnos del Máster ABC nos hemos despertado en el estudio, siendo…

David Beriain, el reportero que quería arreglar el mundo (y comprendió que la realidad no siempre puede cambiarse)

Imagen
“Los periodistas tienen que escuchar todas las campanas, y si es posible, al campanero” le dijeron a David Beriain cuando aún era un estudiante de ciencias de la información. Ahora trabaja como reportero para los informativos de Cuatro; de hecho, se define como reportero antes que como periodista: “un cazador de historias, un buscavidas que sale a la calle”. Aunque apunta cierto escepticismo ante la supervivencia del género: “No sé si es una especie en extinción, pero sí que está abandonado por los medios”.
Por eso, cuando cumplió los 18 años no dudó en intentar contactar con medios extranjeros. “Me faltaba formación pero tenía más pasión que nadie”, asegura. Optó por Latinoamérica porque le interesaba esa realidad social y política, aunque el periodismo sólo era la vía de acceso: “Me importaba la realidad más que el periodismo, y yendo hacia ella, me encontré con el periodismo. Lo elegí porque me interesaban tantas cosas que éste era el mejor modo de dejar menos fuera. Quería arregla…

Juicio en la Audiencia Nacional

Imagen
Los cuatro acusados de incendiar un cajero en Barakaldo descartan su participación y alegan que estaban de carnavales
Rechazan ser integrantes de ETA y se niegan a responder a la Fiscal

MADRID. Una defensa muy hilada, pero la negativa a responder las preguntas de la Fiscal. Así se retrataron. Los cuatro jóvenes acusados de incendiar un cajero automático en Barakaldo (Vizcaya) el pasado 10 de febrero de 2008 y de ser integrantes de una asociación terrorista declararon ayer en la Audiencia Nacional.
Los cuatro, Sendoa Aratz Jurado, Unai Frías, Jon Villanueva y Asier Gómez, todos carentes de antecedentes penales, siguieron las mismas pautas: no responder a la Fiscalía y sí hacerlo a las preguntas de la Defensa. Negaron todos los hechos de los que se les acusaba y aseguraron que durante el día de autos se encontraban en el carnaval de Santutxu (Bilbao). “Lo recuerdo bien porque fue nuestro último carnaval”, explico Sendoa Aratz. Sus abogados aportaron fotografías en las citadas fiestas.
Tambi…

Pla, un catalán en Madrid

Imagen
La primera vez que estuvo en Madrid tenía 22 años y no le gustó en exceso. El catalán Josep Pla viviría en la capital durante unos meses en 1921 y volvería diez años después para quedarse hasta el 36. Observaría (y escribiría) cómo se advenía la república y cómo el país entraba en guerra civil.

“No le gustaba Madrid, pero tampoco mucho Barcelona”, escribió Francisco Umbral en Las palabras de la tribu. Pero de su estancia en Madrid sacó muchas de sus mejores páginas. Parte de ellas las público años más tarde en el libroMadrid. El advenimiento de la República. Había llegado a Madrid la misma mañana de la proclamación de la II República, como periodista enviado por La Veu de Catalunya. Durante todo ese tiempo, además, escribe la obra que se recoge en su dietario.

“¿Por qué razón se me ocurrió, estando en Madrid, llenar las hojas de un dietario? A veces me lo pregunté. Es una necesidad que no he necesitado en ningún otro lugar. Meditando alguna vez sobre ese punto, he llegado a pensar que…