El tiempo entre costuras

El tiempo entre costuras
(2013/2014, España) Serie TV
Dir. Ignacio Mercero, Iñaki Peñafiel, Norberto López Amado



Antena3 se pensó mucho cómo y cuándo lanzar el desmenuzado producto comercial televisvio El tiempo entre costuras. El éxito de ventas en el que se convirtió el libro de María Dueñas hacían prever un éxito de telespectadores, pero aún así no están los tiempos para asumir riesgos y la cadena y la productora han esperado el momento que consideraban preciso para emitir la tan anunciada serie, de la que se ha hablado mucho desde que se grabara hace ya casi dos años.

Los escenarios principales de la serie de la famosa costurera metida a espía son Madrid, Tánger y Tetuán y Lisboa. Sin duda, en mi visionado, el recorrido propio emocional por las para mí tan cercanas ciudades marroquíes ha sido lo que más interesante me ha resultado de la serie, que Sira recorriera los mismos caminos que me han acompañado en los últimos años. Pero al margen del vínculo emocional personal, es interesante ver la recreación de zocos y callejuelas que ha hecho el equipo de Dirección de Arte, sin duda, uno de los aspectos más destacados del trabajo de esta serie. Cada detalle, desde los cuadros pintados en exclusiva para la ficción, hasta la última jarra o el coche más preciso. 

La Dirección de Fotografía también se ha esforzado mucho como se vanaglorian en los 'making-of' que se emiten detrás de cada capítulo. Los cuales, aunque ahora dedicada a mis "nuevas aficiones" me resultan la parte más interesante de la emisión, si aún fuera una
espectadora desvinculada del "cómo se hace", consideraría que estos reportajes le quitan la magia a la ficción. Entre los secretos cuentan, por ejemplo, que abusan de cromas y de luces artificiales, un secreto a voces que ellos mismos desvelan, y que los de "pospro" trabajaron mucho en esta serie para quitar antenas y "objetos modernos".

En cualquier caso, es una serie técnicamente muy cuidada que se desvincula de las series españolas hechas hasta hace unos años y que se suma -aún sin llegar a la estética de otras-, a la moda (poco rentable) de las series ambientadas en otras épocas.
Creo que partían de que es fácil lograr éxito con 'El tiempo entre costuras' porque el público estaba predispuesto a dejarse enamorar por la historia de Sira, pero que al mismo tiempo es difícil ponerle imágenes concretas a las miles de imágenes que cada lector se hizo en su cabeza, un reto  que han logrado. 

Comentarios